Sin seguidores, no hay crowdfunding

[Un extracto de Crowdstart, de Ariel Hyatt.]

En una de mis películas favoritas, Old Scholl (traducida como Aquellos viejos tiempos o Aquellas juergas universitarias), Frank (interpretado por Will Ferrell) se emborracha en una fiesta de la fraternidad, se quita la ropa y grita, “Atentos todos, ¡vamos a desnudarnos! ¡Venga!” y empieza a correr por la calle, pero nadie le sigue. Él termina corriendo, completamente desnudo, por la ciudad, aun gritando “¡Vamos a desnudarnos!” ajeno al hecho de que está completamente solo.

A menos que quieras acabar como Frank, antes de declarar “¡Voy a lanzar una campaña de crowdfunding!”, mejor que te asegures de que hay un público que quiere seguir tu iniciativa y darte su apoyo.

Eso significa que necesitas: (1) construir una base sólida de seguidores, y luego (2) interactuar con ellos de forma regular.

Amanda Palmer es la estrella del crowdfunding porque hizo estas dos cosas bien. Esta mujer sabe como crear una conexión emocional con sus fans. Esto es parte de su historia particular: las profundas relaciones personales que crea. Su charla en TED expresa esto completamente, y te recomiendo mucho que la veas, ya que fija el tono para que tu crees tu propio público:

¿Cómo conecta Amanda con su público? Sencillo.

Se QUEDA en la sala después de todos y cada uno de sus conciertos firmando todos los artículos de merchandising y pedazos de papel que se le ponen por delante.

Se QUEDA hasta que ha tenido un contacto personal con cada uno de los fans.

Y luego SIGUE en contacto con ellos mucho después de dejar la ciudad con su newsletter, su blog y sus redes sociales.

Utiliza lo que llamo las 3 Cs (CCC): contenido convincente y consistente.

Cuenta historias, invita a sus fans a seguirla en todas partes, y hace preguntas. Crea y alimenta relaciones.

a campaña de Amanda Palmer no era una cosa (exclusivamente) suya

Su objetivo era conseguir $100.000 en 31 días. Sorprendentemente, alcanzó el objetivo (y más aun) solo siete horas después de que el proyecto fuese lanzado. ¿El resultado final al cabo del mes? Amanda consiguió $1.192.793 para su álbum de casi 25.000 mecenas. Fue la primera vez que un músico consiguió más de 1 millón de dólares mediante el crowdfunding.

Pero no fue solo el éxito de Amanda, fue el de sus seguidores. Como dijo Mike Masnik, editor del blog Techdirt, “Esto nunca fue algo solo de Amanda. Este (y muchos otros proyectos de creadores que conectan con su público) consistió en involucrar a los fans y hacer que fuesen parte del experimento… el éxito de la campaña fue un éxito también para los fans.”

Hace unos años, una cantante mucho más conocida intentó una campaña en Kickstarter y fracasó. La cantante islandesa Björk intentó conseguir dinero para una app, Biophilia, basada en su álbum del mismo nombre. Su objetivo eran 375000 libras inglesas en 30 días, pero cuando llevaba solo 15500 libras después de diez días, decidió clausurar la campaña.

¿Por qué tuvo un bajo rendimiento la campaña de Björk? Porque en el momento en que lanzó su campaña de crowdfunding, casi nunca se había relacionado con su público; en el año anterior a la campaña de crowdfunding publicó exactamente tres tweets. Incluso hoy, raramente postea. Hasta la fecha, Björk ha publicado poco más de 1000 tweets (mientras que Amanda Palmer ha posteado 75.000 tweets en el mismo período de tiempo). La comunidad de Björk sencillamente no está acostumbrada a interactuar y comunicarse con ella y su campaña de crowdfunding. En 2015, Björk tuvo un lanzamiento de mucho éxito y un concierto con las entradas agotadas en el MOMA, y este tipo de enfoque de marketing está mucho más en línea con la marca icónica de Björk.

¿La moraleja? No intentes hacer un crowdfunding hasta que tengas un público comprometido que puedas medir, y tengas un plan claro para mantener a ese público enganchado antes, durante, y después de tu campaña.

Entiende las reglas del compromiso, y no es magia, solo hace falta consistencia. Como resultado, tiene una enorme lista de email y sus redes sociales están activas.

Este fue el público que la apoyó en su gran campaña en Kickstarter, que fue creada para financiar el álbum de Amanda Palmer y The Grand Theft Orchestra. Quería conseguir dinero suficiente para mezclar, manufacturar, distribuir, promocionar, y planificar una gira el álbum.

La buena noticia es que crear y enganchar a tu público es más fácil de lo que podrías pensar. En Crowdstart encontrarás algunas estrategias eficaces para hacerlo. Hablaremos sobre crear y mantener una base comprometida de fans online usando los canales que elijas, desde tu website, hasta redes sociales, plataformas visuales como YouTube, Instagram y Pinterest, y contenido de calidad publicado a través de blogs, podcasts o newsletters. Deberías tener esto a punto antes de de empezar tu campaña de crowdfunding.

Una advertencia: crear y mantener una presencia online exige esfuerzo, y no puedes desatender a tu público una vez te has tomado el tiempo y las molestias de reunirlos. Tu conexión emocional con tu público es esencial. Por esto es crucial permanecer conectado a tu comunidad, tanto online como en la vida real.

Deja una Respuesta